El mundo se ha conmocionado con el sensible fallecimiento del legendario gran boxeador Muhammad Ali, quien dentro y fuera del cuadrilátero, llevo muchos golpes, y todos los enfrento hasta sus 74 años de vida. Su gloria quedara en el recuerdo…

Muhammad Ali o Mohamed Ali, nacido Cassius Marcellus Clay, Jr. (Louisville, Kentucky, 17 de enero de 1942 – Phoenix, Arizona, 3 de junio de 2016) fue un boxeador estadounidense. Fue considerado el mejor de todos los tiempos, o uno de los más destacados. Fue una figura social de enorme influencia en su generación, en la política y en las luchas sociales o humanitarias a favor de los afrodescendientes y del Islam.

En su etapa amateur logró la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Roma 1960, y como profesional ganó el título de campeón indiscutido de la categoría de los pesos pesados en 1964 a la edad veintidós años, el cual recobraría diez años después. En 1978 consiguió otro cetro de campeón, lo que lo convirtió en el primer boxeador en ostentar en tres ocasiones un título mundial en dicha categoría.

Se caracterizó por su estilo de boxeo alejado de la técnica tradicional, aunque era un conocedor del deporte y de sus contrincantes. Fue dirigido la mayor parte de su carrera por el entrenador Angelo Dundee, y sostuvo memorables combates contra los más renombrados pugilistas de su tiempo, como Sonny Liston, Joe Frazier, George Foreman y Ken Norton. Seis de sus peleas han sido consideradas como las mejores del año por la revista The Ring. Vertía notorias opiniones irreverentes sobre sus oponentes, como acertados pronósticos de sus contiendas.

Fuera del cuadrilátero, Muhammad Ali se erigió como una figura con influencia social desde los años 1960 cuando se opuso a su reclutamiento por parte de las fuerzas armadas de su país durante la Guerra de Vietnam. Se declaró objetor de conciencia, pese al rechazo de los defensores del nacionalismo estadounidense. Formó parte de la organización religiosa de la Nación del Islam y, aunque se ganó detractores por su conducta independiente de los estereotipos sobre los afroamericanos, a partir de los años 1970 consiguió el respeto como figura deportiva de renombre mundial, en especial tras su pelea contra George Foreman.

En el ocaso de su carrera, empezó a dar muestras de desgaste físico; después de su retiro padeció la enfermedad de Parkinson.

Muhammad Ali era considerado uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos y fue tres veces campeón del mundo en la categoría de pesos pesados.

Reuters

El legendario boxeador Muhammad Ali ha muerto en el hospital al cual fue ingresado este jueves para ser tratado por problemas respiratorios. El excampeón se encontraba en estado grave y, según una fuente cercana al expúgil, no podía respirar sin ayuda médica y apenas presentaba signos vitales.

Los médicos consideraron la posibilidad de trasladar a Muhammad Ali a otra área del hospital donde se encontraba internado. La transferencia fue cancelada por temores de que «pudiera ser potencialmente mortal».

El deporte y la humanidad pierden una figura relevante en todas sus facetas, polemico dando golpes dentro y fuera del cuadrilatero le permitio forjarse un nombre que no será borrado de la historia humana.

desde Usproinvestmenr.com lamentamos la partida fisica de este gran personaje del siglo XX quien hoy luego de diesiseis años del siglo XXI deja sus guantes colgados para siempre, paz a sus restos y su alma, siempre perdurará su recuerdo. Te invitamos a expresarte en la caja de comentario.

www.usproinvestment.com

2 thoughts on “MUHAMMAD ALI: COLGÓ LOS GUANTES POR TODA LA ETERNIDAD”

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.