Los mercados bursátiles cayeron desde Wall Street y contagiaron al resto del mundo, el COVID-19 es causante de la crisis.

Los mercados bursátiles cayeron desde Wall Street y contagiaron al resto del mundo, el COVID-19 es causante de la crisis.

0 Por USproinvestment

(Usproinvestment) Las acciones cayeron bruscamente este lunes 16 de marzo hundiendo así el mercado bursátil incluso de forma contagiosa en las bolsa de valores al rededor del mundo.

Los mercados bursátiles caen al rededor del 10% incluso después del recorte de emergencia de la tasa de interés de la Fed, el comercio se detuvo brevemente después de la apertura.

Incluso después de que la Reserva Federal de EEUU se embarcó en una campaña masiva de estímulo monetario para frenar el descalabro económico producto del brote de coronavirus.

El S&P 500 cayó un 9.7%, mientras que el Dow Jones Industrial Average cayó 2,352 puntos, o 10.2%. El Nasdaq Composite cotizó 9.8% más bajo. Sin embargo, los promedios principales estuvieron fuera de sus mínimos de sesión. El S&P 500 cayó hasta un 11,4%, mientras que el Dow perdió más del 12% antes. El Nasdaq bajó brevemente un 11,7%.

Las pérdidas del lunes bajaron el Dow un 28% desde su máximo histórico y el S&P 500 y Nasdaq más del 26% por debajo de sus récords el mes pasado. En un momento, el Dow bajó un 30% de su récord.

La negociaciones de compra y venta se detuvo durante 15 minutos poco después de la apertura, ya que una caída de 8.14% en el S&P 500 provocó un llamado interruptor de circuito. Es decir que los algoritmos y la inteligencia artificial programados para evitar un derrumbe mayor.

Fue la tercera vez en la última semana que se activó un interruptor de circuito. Antes de la apertura, los contratos de futuros vinculados a los promedios principales alcanzaron sus niveles de «límite inferior», lo que significa que no podían negociar por debajo de ese umbral. Esos límites, junto con los interruptores automáticos de la sesión regular, son impuestos por los intercambios para mantener un comportamiento ordenado del mercado.

Si bien las acciones del banco central pueden ayudar a facilitar el funcionamiento de los mercados, muchos inversores dijeron que en última instancia querrían ver que los casos de coronavirus alcanzaran su punto máximo y cayeran en los EE. UU. Antes de que fuera seguro asumir riesgos y comprar acciones nuevamente.

Aunque desde Us pro investment consideramos que es justamente esta oportunidad en la que los inversores que deseen hacerse de una cartera accionaria importante y a medida que esta crisis pase, podrán tener la posibilidad de obtener una ganancia sustancial y elevada por lo que compren hoy.

«La Fed explotó su bazuca monetaria con seguridad», dijo Peter Boockvar, director de inversiones de Bleakley Advisory Group. «Esto funciona mejor porque no sé lo que les queda y ninguna cantidad de dinero que llueva del cielo curará este virus. Solo el tiempo y la medicina lo harán».

La medida de la Reserva Federal, junto con los titulares que sugieren que la Casa Blanca está preparando una exención de impuestos para los consumidores y un rescate para la industria de las aerolíneas, hizo que algunos inversores sean más optimistas en el mercado.

«Todo este mercado cambiaría en un segundo si el gobierno saliera y dijera que vamos a proporcionar un seguro de interrupción de negocios a las compañías que pierden dinero en el segundo trimestre si no despiden a ningún trabajador», Ricky Sandler, Eminence CEO de Capital, dijo a Scott Wapner de CNBC.

Cómo se ha anunciado el domingo, la Fed redujo las tasas de interés básicamente a cero, su nivel más bajo desde 2015, y lanzó un programa masivo de flexibilización cuantitativa de $700 mil millones. El presidente Donald Trump dijo que estaba «muy contento» con el anuncio y agregó: «Creo que la gente en los mercados debería estar muy emocionada».

«Esto, junto con un importante paquete fiscal, debería ayudar a amortiguar la desventaja económica del efecto del virus en la actividad económica», dijo Quincy Krosby, estratega jefe de mercado de Prudential Financial.

«Va a ser positivo, pero el mercado está a merced del virus y de las políticas de contención».

También viene inmediatamente después de la mayor ganancia de un día en el mercado desde 2008, con los promedios principales que aumentaron más del 9% el viernes 13 de marzo 2020.

Sin embargo, las noticias sobre el brote de coronavirus no ayudaron al sentimiento. Los casos estadounidenses han aumentado a 3,774 y 69 muertes, según la Universidad Johns Hopkins. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades instaron a los organizadores a cancelar o posponer eventos con más de 50 personas. Los gobernadores de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut prohibieron comer en restaurantes y limitaron los eventos a menos de 50 personas.

Las aerolíneas estadounidenses están buscando $ 50 mil millones en asistencia gubernamental para frenar el golpe del virus en la industria.

«El principal problema esta vez en cuanto a otras interrupciones del mercado es el cierre abrupto de la actividad económica», dijo Dan Deming, director gerente de KKM Financial. «La velocidad del impacto en América central, y mucho menos en la comunidad global, es relativamente sin precedentes».

Esta es la oportunidad que tienen las personas para darse cuenta que las inversiones en todo momento son importantes, pero en medio de una crisis poder invertir en acciones o cualquier otro tipo de valor, es propicio para luego ganar en un mediano y largo plazo porque estas crisis siempre pasan pero también pasan las oportunidades de poder comprar a muy muy bajos precios.